Quien es Mark Pulido

Mark Pulido, su investigación con las Bilas.

A los 19 años, después de sufrir un accidente de coche que le llevó cerca de la muerte, tuvo una experiencia en su propio cuerpo del efecto sanador del sonido del Didgeridoo de los aborígenes australianos. Esto le abrió el interés de estos tipos de instrumentos y lo llevó a la búsqueda de instrumentos de nuevas sonoridades con capacidades sanadoras. En el año 2004 viajó a Suiza donde conoció a Félix Rohner y Sabina Schärer, creadores del Hang. Desde entonces se especializó con este particular instrumento de percusión melódica.

El impulso de búsqueda de sí mismo y de nuevos instrumentos sagrados, le llevaron en 2008, a vivir 8 meses en la India. En una comunidad espiritual conoció las “Bilas” (campanas planas), de altas frecuencias vibratorias que el luthier Alexander Zhikharev donó a la comunidad. Al salir de un retiro de silencio de 7 días, Mark escucho por primera vez el sonido de las Bilas, y tuvo una experiencia tal que lo motivó en una búsqueda intensa, aparentemente imposible, de encontrar a Alexander.

Mark, al cabo de 2 años, sin medios materiales y sin hablar ruso, se rindió y empezó a desistir de encontrarlo y de realizar el proyecto en sí. Justo en ese momento, el destino le hizo conocer por “casualidad”, en Barcelona, a una chica Rusa, la que sería la pieza clave de todo el proceso de los siguientes dos años, poniendo en contacto a su familia en Moscú con el tan escondido Alexander. La cadena de señales y coincidencias de toda la historia, hicieron que Alexander creyese en el Proyecto y abrazase su sueño, decidiendo construir las campanas para Mark.

En este viaje mágico a la India nació la inspiración del proyecto Khyma – sonido, luz y geometría. Así como también nacieron todos los contactos con sus inventores.

Proyecto Khyma

Geometría, Luz, Sonido y Vibración.